Inicio Noticias Color de tu orina puede revelar tu estado de salud

Color de tu orina puede revelar tu estado de salud

203
0
Compartir

El color y consistencia de la orina puede advertirte de si tu cuerpo sufre ciertos desórdenes o de posibles signos de peligro en tu salud. Observando tu orina no solo se pueden estudiar las sustancias como las proteínas, el azúcar, la levadura y las bacterias, sino que también puede servir para detectar enfermedades graves como el cáncer o infecciones en la vejiga.

Sin embargo, aunque existen medicamentos y suplementos que pueden calmar los síntomas, sigue siendo imprescindible consultar al médico para conocer más instrucciones.

¿Cómo identificar si tu orina es saludable?

Un grupo de expertos de la Clínica Cleveland aclara que cualquier color que no posea estos factores, puede considerarse saludable: amarillo oscuro y transparente, amarillo pálido y transparente o amarillo y transparente.

El medio señala que, si la micción presenta un color claro, eso significa que te encuentras en excelentes condiciones y que estás bien hidratado. Asimismo, aseguran que no debes preocuparte si adquiere un color amarillo muy oscuro, ya que eso solo supone que necesitas beber más agua.

Son muchos los factores que influyen en el color de la orina: fármacos, medicamentos de la quimioterapia, laxantes y colorantes de algunas comidas.

Cómo identificarlo

Estos son los tonos de la orina que definen las condiciones en las que se encuentra tu cuerpo:

Miel o ámbar. Si el tono es un poco oscuro significa que estás ligeramente deshidratado. La orina elimina las toxinas de tu cuerpo, por lo que si aguantas las ganas de ir al baño durante mucho tiempo o no bebes la suficiente cantidad de agua para ir al baño con frecuencia, las tóxinas se reforzarán en tu cuerpo.

Transparente. Esto se debe a haber bebido demasiada agua, que provoca que la orina apenas tenga color. Ello indica que están sobrehidratado y esto puede impedir que los riñones trabajen los suficientemente rápido como para expulsar la orina de tu organismo.

Marrón. Este color indica que estás muy deshidratado y puede estar causado por comer determinados alimentos, como gran cantidad de habas, ruibabro o aloe. Sin embargo, los expertos señalan que tomar fármacos como laxantes, ciertos antibióticos o relajantes musculares también pueden provocar este color. Si esto persiste, sugieren, debes acudir al médico.

Con espuma. Ante esta situación, no hay que alarmarse si observas algo de espuma en tu orina, ya que suele ocurrir cuando las expulsas más rápido de lo normal. De nuevo, si es algo que se produce de manera continuada, hay que acudir al médico, ya que podría tratarse de algún problema en los riñones.

Rosa o rojizo. Puede deberse a algo que hayas comido (mucha remolacha, moras o ruibarbo) o podría conllevar serios problemas médicos como infección en el tracto urinario, enfermedades del riñón, tumores e, incluso, problemas de próstata.

Naranja. Al igual que ocurre con el tono rojizo, puede deberse a varios síntomas, como una enfermedad del hígado y deshidratación.

Azul o verde. Este tono puede deberse a unas condiciones genéticas llamada hipercalcemia, un desorden poco común que afecta incluso a los bebés y niños, o a los colorantes insertados en algunas comidas.

Turbia. Lo más común es que se deba a infecciones o piedras en el riñón o la comida. A veces pueden aparecer pequeñas cantidades de sangre en la orina, a causa de la cistitis. El medio destaca que, en el caso de las embarazadas, suele ser normal.

Información suministrada del portal web, YVKE.