Inicio Internacionales Cristina Fernández alerta sobre estrategia regional contra líderes progresistas

Cristina Fernández alerta sobre estrategia regional contra líderes progresistas

183
0
Compartir

“Es la nueva estrategia regional para proscribir dirigentes, movimientos y fuerzas políticas que ampliaron derechos y permitieron salir de la pobreza a millones de personas durante la primera década y media del siglo XXI”, ha denunciado este lunes Fernández de Kirchner en su comparecencia ante el juez federal Claudio Bonadio, que la investiga por supuesto caso de corrupción.

La actual senadora argentina ha presentado tres escritos en el marco de la causa de los cuadernos de la corrupción que la acusan de ser “jefa de una asociación ilícita” dedicada al cobro de sobornos cuando era mandataria, y ha arremetido duramente contra Bonadio, al que ha tachado de “juez enemigo” y “actor principal del #Lawfare  (guerra jurídica)”, y se ha rehusado a responder a las preguntas.

“Desde el 10 de diciembre de 2015 me armaron seis causas penales y todas ellas fueron radicadas en (los tribunales de) Comodoro Py. De las seis, cinco fueron iniciadas e impulsadas por Bonadio. ¿Milagro? No. ¿Forum shopping?”, ha señalado la exmandataria.

De esta forma, ha desestimado la “decisión política” del Poder Judicial que a su juicio está tomada en coordinación con el Poder Ejecutivo, órgano que la diputada opositora asegura es víctima de su persecución.

“A partir de la asunción del ingeniero Mauricio Macri como presidente de la nación he sido sometida a una múltiple persecución judicial, solo comparable a aquella que se llevó a cabo en tiempos en que se encontraba suspendida la vigencia de la Constitución Nacional”, ha señalado durante su comparecencia, que duró casi dos horas.

Decenas de empresarios y exfuncionarios públicos están en prisión o a punto de entrar en ella después de que hayan trascendido decenas de cuadernos escritos por el conductor privado de un antiguo empleado de las administraciones de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, entre los años 2003 y 2015.

Fernández rechaza cualquier vinculación con los actos de corrupción y asegura que forma parte de las víctimas de esa persecución “judicial” del Ejecutivo, que busca presionar a la oposición de este país.

Correo del Orinoco