Inicio Noticias ¿Fora Temer?

¿Fora Temer?

99
0
Compartir

El nuevo capítulo de la crisis política brasileña se desató luego de que la cadena O Globo (uno de los artífices del mencionado golpe) difundiera la existencia de un audio de inicios de marzo en el que Michel Temer avala los sobornos para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados y principal impulsor del impeachment a Rousseff, Eduardo Cunha

El cerco de las investigaciones por corrupción se cierra cada vez más sobre el actual presidente de Brasil, Michel Temer, quien accedió a su cargo mediante el golpe parlamentario a Dilma Rousseff orquestado en 2016 en nombre de la “lucha contra la corrupción”. El actual mandatario, así como al menos seis integrantes de su gabinete ministerial (quienes dimitieron de sus cargos en los últimos meses), están también implicados en la mega causa judicial Lava Jato.

El nuevo capítulo de la crisis política brasileña se desató luego de que la cadena O Globo (uno de los artífices del mencionado golpe) difundiera la existencia de un audio de inicios de marzo en el que Michel Temer avala los sobornos para comprar el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados y principal impulsor del impeachment a Rousseff, Eduardo Cunha, actualmente cumpliendo una pena de 15 años por corrupción, lavado de dinero y evasión de divisas. En un mensaje al país, Temer negó rotundamente su participación en el hecho y enfatizó que no renunciará a su cargo.

Los audios también implicarían al excandidato presidencial Aécio Neves (PSDB) actual aliado de Temer que ya fue suspendido de su cargo como diputado por el Tribunal Supremo de Brasil. El máximo tribunal también autorizó abrir investigaciones contra Michel Temer, algo que hasta ahora no había hecho debido a que las sospechas sobre el mandatario correspondían a delitos cometidos fuera del ejercicio de su actual cargo. Pero ésta es solo una de las aristas de la crisis política y económica que atraviesa Brasil.

El cerco de las investigaciones por corrupción se cierra cada vez más sobre el actual presidente de Brasil, Michel Temer, quien accedió a su cargo mediante el golpe parlamentario a Dilma Rousseff orquestado en 2016 en nombre de la “lucha contra la corrupción”.

¿Quién asumiría de caer Temer? La Constitución de Brasil establece en la línea sucesoria luego del vicepresidente al presidente de la Cámara de Diputados, luego al del Senado y por último al presidente del Supremo Tribunal Federal (STF). El conflicto actual es que tanto el titular de Diputados, Rodrigo Maia, como el del Senado, Eunicio Olivieria, están siendo investigados en el marco de las delaciones recientes en la causa Lava Jato, hecho que les dificultaría, en caso de resultar imputados, el acceso al cargo. De ahí que emerge la posibilidad de que asumiera quien sigue en la línea sucesoria, es decir la actual titular del STF, Cármen Lúcia. La presidenta interina convocaría a elecciones indirectas en un plazo de 30 días en las cuales el poder legislativo tendría la potestad de elegir al sucesor de Temer. Por su parte, la oposición dentro del congreso impulsa las elecciones directas mediante una Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC).

Situación en el Congreso: avanza en la Cámara de Diputados la propuesta de enmienda para adelantar las elecciones generales, lo que implicaría una modificación constitucional que requiere votación calificada. Si bien es difícil que prospere existe un bloque cohesionado de oposición (habrá que ver en qué medida logra quebrar la resistencia de la bancada pro-gobierno). Por otro lado, ya se presentaron tres pedidos de impeachment a Temer, aunque en este momento es improbable que Rodrigo Maia – Presidente de Diputados- los acepte. Anteriormente ya se había conformado una comisión de análisis por otro pedido anterior de impeachment a Temer, pero el gobierno nunca colocó los integrantes; quizás en el nuevo escenario los diputados rompan con esa obediencia.

Situación judicial: el 8 de junio estaba pautado el pronunciamiento del Supremo Tribunal Electoral en relación una eventual condena a la fórmula Dilma Rousseff-Michel Temer. Este es uno de los elementos que llevarían a que una potencial salida de Temer no se produjera exclusivamente por este escándalo.

Situación en las calles: conocida la noticia en la noche del miércoles, se produjeron movilizaciones en algunas ciudades. Esto se produce en un contexto de incremento de la presencia del campo popular en las calles en rechazo a las políticas del actual gobierno. Hay una coincidencia de Frente Brasil Popular y Frente Sem Medo (los instrumentos tácticos creados como respuesta al Golpe) de levantar la consigna “Elecciones Directas”. En este escenario es difícil predecir qué pasaría en esa elección: quien más está capitalizando esta crisis política es Joao Doria y, en menor medida Jair Bolsonaro. Aunque los medios intentan erosionar su imagen, Lula da Silva se viene afirmando y actualmente lidera todas las encuestas de intención de voto.

Situación económica: el índice Bovespa que aglutina a las 70 empresas más importantes del país, abrió el día jueves 18 con -10.46%, y la cotización del dólar subió 6% solo en la apertura. Las acciones del grupo Petrobras se desplomaron en un 20%. Ello con el trasfondo de los peores números económicos de la historia de Brasil.

Situación mediática: Según la información difundida por O Globo, el audio que compromete a Temer fue grabado por Joesley Batista, uno de los dueños de la empresa JBS. Se trata de la principal productora de proteína animal del mundo, con mucho peso en EEUU. Empresa que estaba en tratativas para hacer un arreglo con la justicia que le permitiera disminuir sus penas. Quizás allí también exista un elemento a tener en cuenta: pudo tratarse de un arreglo judicial rápido con el que el gigante cárnico evitaría la sangría corporativa que tocó a Odrebrecht y a OAS.

La apuesta de los medios de comunicación hegemónicos es una elección indirecta, la otra opción que se está barajando y la que contempla la Constitución: el Presidente de Cámara de Diputados asume provisoriamente hasta convocar una elección indirecta realizada por la Asamblea Legislativa; los nombres que se barajan son Cármen Lúcia, Nelson Jobin, el propio Fernando Henrique Cardoso, entre otros.

Algunos datos del panorama político y económico reciente:
Apenas cumplido un año de mandato, el gobierno de Temer ha agravado la crisis política y económica de Brasil:
•    El gobierno impulsa una serie de reformas neoliberales que han generado un fuerte rechazo de parte de la mayoría de los ciudadanos.
•  Reforma del sistema previsional que contempla el aumento de la edad para acceder a la jubilación y el recorte de beneficios.
•  Flexibilización en el mercado de trabajo que busca disminuir los costos para las empresas y modificar las condiciones de negociación empresa-trabajador, descartando a los sindicatos.
•    Congelamiento del gasto público por 20 años.
•    El pasado 28 de abril se produjo la primera gran huelga general desde 1996, unificando los reclamos de movimientos sociales, sindicales y de trabajadores en respuesta a las políticas de ajuste y recortes. La respuesta desde el Estado fue el aumento de la persecución y represión por parte de las fuerzas de seguridad.
•    El desempleo alcanzó nivel récord de 13,7%, lo que es equivalente a 14,2 millones de personas en busca de trabajo.
•    La inversión pública se derrumbó un 61%.
•    Temer presenta un rechazo del 87% de los brasileños, entre los cuales apenas el 4% considera buena o excelente a su gestión
•    El 92% de los ciudadanos de ese país considera que Brasil está yendo en el rumbo equivocado.