Inicio Ciencia Mujeres pioneras en el mundo de la ciencia

Mujeres pioneras en el mundo de la ciencia

56
0
Compartir

En el ámbito de la ciencia y la tecnología la proporción de mujeres frente a sus colegas hombres es bastante pequeña, y no es por falta de capacidad sino por el fuerte machismo que aún impera en el siglo XXI.

En la historia hubo mujeres que desafiaron todos los prejuicios sociales siendo las pioneras en varios campos antes reservados solo los varones. Éstas abrieron camino para el resto de nosotras.

Cuando hablamos de mujeres científicas el nombre de Marie Curie, la primera mujer en ganar el Premio Nobel en 1903; es el primero que se nos viene a la cabeza, ya que sus descubrimientos en química y física pavimentaron avances científicos durante los últimos cien años.

También, está la Dra. Elizabeth Blackwell, la primera médica en Estados Unidos. En los fines del siglo XIX si se quería acudir a un médico solo habían hombres disponibles, eso hasta que Elizabeth Blackwell se convirtió en la primera médica. Su camino no fue fácil y solo entrar a la universidad fue una lucha, pero una muestra de constancia y dedicación hicieron posible el sueño de esta grande mujer.

Por otra parte, la carrera espacial entre rusos y estadounidenses tuvo en Valentina Tereshkova un gol a favor de los soviéticos, ya que el 16 de junio de 1963 se convirtió en la primera mujer en viajar el espacio exterior. La misión de Valentina Tereshkova duró tres días en los cuales realizó una serie de experimentos para saber cómo reaccionaba el cuerpo femenino a las condiciones del espacio exterior.

En 1953, la geóloga y cartógrafa oceanográfica estadounidense Marie Tharp se convirtió en la primera científica en mapear el suelo del océano Atlántico. Su descubrimiento de una fosa tectónica en el centro del suelo oceánico no solo fue revolucionario, sino que comprobó la controversial teoría de las placas tectónicas.

No podemos olvidar a Esther Lederberg, microbióloga estadounidense, misma que condujo investigaciones pioneras en el campo de la genética y que desarrolló técnicas básicas que se perfeccionaron más tarde y contribuyeron al entendimiento de cómo funcionan los genes.

Para finalizar, La NASA y la ingeniería espacial en general es territorio masculino, pero en 1961 una mujer rompería el molde. Experta en ciencias de la computación, Dana Ulery fue la primera ingeniera en trabajar en la NASA, específicamente en el desarrollo de algoritmos utilizados en la Red del Espacio Profundo, el sistema de comunicación mediante antenas que permite el contacto entre la Tierra y las misiones en el espacio exterior.

Estas mujeres ejemplares que tuvieron que luchar contra todos los estereotipos, y un machismo aún mayor al actual, demostraron que con perseverancia e inteligencia una mujer puede realizar el mismo trabajo que los hombres e incluso sobrepasarlos en campos tan sexistas como la ciencia y tecnología.

LEE:  La ciencia es reconocernos: ciclo de estrenos por concienciatv