Visita Nuestras
 Redes Sociales

21 Feb 2017

Señal en Vivo

REFLEXIONES 

El lunes 6 de febrero en la noche, en varios medios nacionales se anunció “un nuevo sistema de precios” por parte del Ministerio de Economía y Finanzas. Aunque todavía no conocemos ningún detalle, hay componentes y consideraciones que no pueden faltar en ese sistema so pena de que la inflación siga haciendo de la suya. Una condición “sine quanone” es pisar tierra, aunque sigamos extendiendo nuestros brazos al cielo, quien quita que lo podamos poner a los pies de nuestro pueblo. El aterrizaje debe comenzar por conocer en detalle cada ESTRUCTURA DE COSTO y con base a ella  establecer la GANANCIA LEGAL Y JUSTA.  Ninguna economía es viable si  se trabaja a pérdida o “ras con ras”. Para que cualquier negocio se mantenga en el tiempo, el mismo debe producir para cubrir los costos de producción y para obtener una ganancia que al menos permita a quien lo realiza cubrir sus gastos mínimos de vida.  Lo que no podemos tolerar en un gobierno bolivariano es la especulación ni ninguno de los otros ilícitos que contempla  nuestro Proyecto de País (CRBV) en su artículo 114.

En  relación a las ganancias, consideramos que los productores primarios deben ganar lo máximo permitido, al menos en el sector agropecuario debe ser así. El esfuerzo y riesgo de producir es mayor que el de transformar y comercializar. Quienes  compra a nivel de finca el ganado que será beneficiado en los mataderos o los carniceros, cuyo trabajo es recibir las canales, despostarlas y vender la carne al consumidor, no pueden pretender la misma ganancia que quienes durante 2 a 3 años  corren con todos los riesgos y los gastos para llevar un novillo o toro al mercado. En nuestra indisciplinada sociedad cada eslabón de la cadena quiere ganar al menos 30%.  Por una interpretación interesada y sesgada del artículo 32 (MARGEN MÁXIMO DE GANANCIA) de la Ley de Precio Justo. Los comerciantes creen que esto es legal y justo. Es responsabilidad de la  SUNDDE  explicar y generar discusión sobre  ese tema hasta que logren hacerse entender. La pedagogía y la economía no están reñidas.

Como buena parte de nuestros problemas son de origen cultural, seguimos recomendamos internalizar del Plan de la Patria, el Objetivo Nacional 2.4. CONVOCAR Y PROMOVER UNA NUEVA ORIENTACIÓN ETICA, MORAL Y ESPIRITUAL  DE LA SOCIEDAD, BASADA EN LOS VALORES LIBERADORES DEL SOCIALISMO. Del Libertador Simón Bolívar nos permitimos recordar un aleccionador mensaje: “Los Códigos, los Sistemas, los Estatutos son letra muerta que poco influyen sobre las sociedades: HOMBRES VIRTUOSOS, HOMBRES PATRIOTAS, HOMBRES ILUSTRADOS constituyen las Repúblicas”.

Con base a lo anterior, un segundo factor que debe vigilarse es la CORRUPCIÓN, sobre todo en  la cadena de IMPORTACIÓN CON DÓLARES PREFERENCIALES. No tenemos las pruebas en la mano, pero las evidencias son clarísimas. Primero que nada informamos que la producción de maíz blanco nacional no cubre ni 6 meses de la producción necesaria de harina precocida. Así el maíz blanco producido entre mayo y septiembre del 2015 y que se pagó a los productores a Bs. 22 (Bs.15 más 7 de subsidio) debe haber alcanzado hasta mayo 2016. Quienes conocemos algo del medio agropecuario nos preguntamos ¿Por qué la harina precocida no bajó de precio en el segundo semestre del 2016, cuando se produjo con maíz blanco importado, cuyo precio por kilo en el puerto de importación no fue superior a Bs. 2 (dos) y  debe haber llegado a la agroindustria entre Bs 7- 11 ?

En relación a lo anterior ocurrió todo lo contrario. El 23 de mayo de 2016 SUNDDE estableció Bs. 96 para el kilo de maíz blanco y el kilo de harina precocida subió a Bs. 190 (Bs. 200 en la práctica). A los pocos meses con el cuento de la harina mezclada con arroz salió al  mercado la harina precocida a Bs. 600 y  en noviembre 2016 ya la harina precocida mezcla se vendía entre Bs 960 y 1400 el kilogramo. ¡No entendemos esta contabilidad! Como si fuera poco, según información de FEDEAGRO no desmentida por el Estado, supuestamente 90% de la cosecha de maíz blanco y amarillo que fue entregada antes del 21/12/2016 se pagará a Bs 96/kg, y no a Bs. 200 que fue el precio anunciado por el Ministerio de Agricultura en esa misma fecha. Sin embargo, la harina precocida se está fabricando con precio de maíz a Bs. 200. ¡¡ Qué pena que estemos pasados de torpes, pero seguimos sin entender!!

Lo planteado en el párrafo anterior es aplicable a los ABA y su relación con el costo del maíz amarillo y torta de soya. ¿Cómo es posible que un saco de ABA  de 35 kg para la cría de pollos  con  13 % de proteína cueste un poco más de Bs. 32.000? ¿A quién le compra Polar la materia prima tan cara? Por su parte Purina está vendiendo un saco de 35 kg de ABA para ponedora en Bs. 21.427, cuando cuesta Bs. 5.000. El correspondiente saco para vaca lechera lo venden en Bs. 27.000, cuando cuesta aproximadamente 7 mil.  Sepan que no corregir la especulación en los ABA, indefectiblemente seguirá presionando el precio de los huevos, carne de pollo, carne de cerdo y de la leche. El costo de las leguminosas para consumo humano en el exterior es bajísimo (alrededor de Bs 10/kg), pero la que el país importa se vende a precio de delicatess. El precio de la harina de trigo para pan ha variado muy poco su precio, incluso su precio promedio ha tendido a la baja. Sin embargo, el pan en Venezuela cada día es más caro y las “canillas” cada día la hacen más flaquitas, tanto, que ya parecen señoritas. ¡CHAVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE!

Guanare, miércoles 8 de febrero de 2017.

Por: Antonia Muñoz

Etiquetas: , ,