Inicio Cultura Un día como hoy nació maestra del libertador la Negra Matea

Un día como hoy nació maestra del libertador la Negra Matea

130
0
Compartir

Un día como hoy, 21 de septiembre, en 1773 nació, la Negra Matea Bolívar, quien más que la aya del Libertador Simón Bolívar fue su primera maestra.

Matea Bolívar, hija y nieta de esclavizados y quien llevaba el apellido de su dueño, nació en hato El Totumo, al sur de San José de Tiznados, estado Guárico, y falleció en 1886 a la avanzada edad de 112 años, longevidad que causó asombró en sus tiempos.

Matea estuvo viviendo en la hacienda de los Bolívar en San Mateo y también en la casa de María Antonia, hermana del Libertador. Hizo de aya, muy niña, de los Bolívar más pequeños, entre ellos Simón, un tanto menor que ella.

Según ella misma relató, presenció en 1814 el ataque de José Tomás Boves y el sacrificio del Capitán Antonio Ricaurte en la hacienda de San Mateo.

El 28 de octubre de 1876 cuando se efectuaron las ceremonias para el traslado de los restos del Libertador desde la Catedral de Caracas hasta el Panteón Nacional, Matea entró en el recinto junto al entonces Presidente de la República, general Antonio Guzmán Blanco.

Los restos de Matea reposan en la cripta de los Bolívar, en la Catedral de Caracas. Desde marzo de 2008, el Despacho del Viceministro para África del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores a cargo del profesor Reinaldo Bolívar viene desarrollando una campaña para que los restos de Matea e Hipólita sean trasladados al Panteón Nacional, junto a el Libertador, campaña que la Fundación Afroamiga respalda por considerar que estas dos mujeres desempeñaron un papel muy importante en la vida Simón Bolívar.

La gente se asombraba de su larga vida, estaba considerada una reliquia de antiguos tiempos. Cuando cumplió 103 años, el presidente Guzmán Blanco le hizo una invitación a asistir al Panteón Nacional, para depositar una corona de flores ante el sarcófago del Libertador. Esto lo hizo en medio de fuertes aclamaciones del pueblo. Diez años después, el 29 de Marzo de 1886, murió en Caracas.

Ese amor de madre que Hipólita depositó en Bolívar fue reconocido por él en una carta que escribió a su hermana María Antonia, en la que reveló parte del sentimiento que lo unió a su segunda madre.

El 8 de marzo de 2017, los restos de Hipólita Bolívar, ingresaron al Panteón Nacional, de Caracas, junto con los de la líder indígena Apacuana y la esclava Matea.

Prensa Digital MippCI